La heladera análogamente llamada nevera

En la evolución y el cambio del ser humano no solo fue pasar de nómade a sedentario, eso conlleva a muchos cambios como por ejemplo la conservación de los alimentos. Es allí cuando nace la necesidad de conservar no solo lo que les proporcionaba la caza, sino también se empezó a practicar la agricultura.

Desde entonces el ser humano buscó formas de conservar los alimentos y a su vez solucionar este problema, incluso en los países cálidos, donde nunca había invierno. Por ejemplo, en el antiguo Egipto y Mesopotamia los reyes y los ricos solicitaban los hielos de los glaciares de montaña con el fin de llevarlo cuidadosamente a las instalaciones subterráneas. Incluso en la antigua Persia, Grecia y Roma, en el verano, se vendían helados de fruta congelada y miel y la reina de Egipto Cleopatra todos los días se limpiaba la cara con cubitos de hielo.
Por el siglo XIX en San Petersburgo, en la temporada de invierno se alquilaba zonas enteras donde se aserraba hielo, se obtenían piezas rectangulares de cortes especiales, estos bloques eran comercializados y servían para llevarlos a las heladeras.
En los Estados Unidos por la misma época, apareció “Ice King”. La gente hizo millones de dólares gracias al comercio de hielo. La extracción de hielo de invierno en los ríos y lagos, lo vendieron en grandes cantidades, no sólo a sus ciudadanos, sino también en la India, Brasil e incluso Australia.

¿Qué es una heladera glaciar?

El primer refrigerador, la heladera era una habitación en donde se apilaba hielo el cual estaba fuertemente abrigado por paja, esto no permitía que los bloques se derritan hasta el próximo invierno y allí todo el año se almacenaba: carne, pescado, verduras y otros suministros.
Estas heladeras tenían casi el mismo principio para su construcción la cual consistía en una habitación subterránea con las siguientes características:

 

El sótano, es la parte principal de la heladera
Aislamiento, la impermeabilización de la bodega
Techo del sótano
Ventilación
La escalera
Era así más o menos la estructura de una bodega de conservación de alimentos, funcionaron por años de años, hasta que llegaron las neveras que no necesitaban hielo. Estos sistemas de conservación de alimentos fueron llamados:
  • Heladera glaciar
  • Bodega-cabaña.
  • Bodega-glaciar.
  • Sótano glaciar.
  • Depósito de hielo.
  • Bodega de hielo.
  • Despensa de alimentos.
  • Conservador de alimentos.

Cuando se construían estas neveras conservadoras de alimentos, se tenía en cuenta lo siguiente: La humedad, la desinfección, ventilación y temperatura; todos estos factores cumplían un papel importante en la conservación de dichos productos que se guardaban en las bodegas.

La heladera de hoy

Se debe tener en cuenta que este no es un sistema que quedó en el pasado, en realidad estamos muy equivocados quienes tenemos este pensamiento. Hay un sistema moderno que se siguen usando en países de gran desarrollo. Lógicamente no usa los hielos de ríos y glaciares, en su lugar se reemplazó por tecnología moderna, pero con el mismo principio.

En la siguiente imagen tenemos la nevera glacial de estos tiempos, quizá no sea como las originarias, ni tampoco llegué al frío que las antiguas debido que no contiene bloques de hielo.

 

Su estructura pesa 300 kg y es una esfera con una entrada cilíndrica. La capa exterior está hecha de plástico laminado y los estantes internos son de madera natural. El diámetro de almacenamiento es de 228 cm y el refrigerador está instalado bajo tierra y se cubre con una capa de espesor de suelo de 1 metro. Ideal para el almacenamiento de verduras, frutas, bebidas enlatadas y con la capacidad de almacenamiento total de hasta 500 kg.

Te puede interesar:

7 Comentarios

  1. Fallaselectronicas - Juan Luis
  2. Harold Muñoz
  3. Fallaselectronicas - Juan Luis
  4. Fallaselectronicas - Juan Luis
  5. Pit
  6. Lucia

Dejar un comentario